Archivo mensual: junio 2012

Allá lejos

…….

Neuronas cazadas a pelo…

Anuncios

Los últimos días de Julio Langosta

…….

Aquí tiene el lector el post 500 de Sólo para Moscas.

Ya el calor comienza a habitar la pequeña habitación donde estos últimos cinco años fueron tomando forma cada uno de ellos. Las mismas Moscas son las mismas y otras, de nuevo aquí, zumbando. Recopilándose en un libro que, a vuelta del verano, asomará en las librerias. Todo irá cambiando pues, aunque aún nos queda un pequeño trecho que habitar antes de que todo fallezca y pase al olvido. El mismo Raw Tijuana nos abandonará a poco y la señorita Samsa, siempre en la sombra, supliendo sin que nadie se diera cuenta las múltiples ausencias del dibujante, parte hacia el infinito de los días que le cuelgan vivos. ¿Y el dibujante?… es muy posible que, como las termitas, funde nuevo termitero, o se lo trague, al fín, la carne.

Mundo Oruga

…….

Bocetos para Oruga.

Días de postal (13) sólo tengo ojos para ti

 

…….

Before We Say Goodnight…

La Gaseosa Negra (3D4) De locos

…….

Cuantificar la locura es una obscenidad propia de creyentes – ¿en qué? – en lo que sea. Creer, la Fe, es la mayor obscenidad que el mono ha tenido a bien asacar. Les puedo asegurar que en el manicomio lo más penoso eran, precisamente, los cuerdos. Cierta mañana, con ese sol plomizo que sólo saben reflejar los algarrobos, trajeron de paseo a una virgen milagrera a la que los “locos” recibieron en la más completa indiferencia. No así los sanos, que elucubraron, profirieron y especularon el más salvaje de los asertos, su Fe. Fue el contraste entre el fervor de los unos y su falta en los otros lo que dejó bien clara para mi la etiología de la estupidez humana. La necedad del esclavo, su perverso miedo a si mismo compitió con el plomizo sol que estrujaba la hierva. La cordura del esclavo.

Me dijo un loco – Odio a mi madre. Ella me trajo aquí. Aunque, por otra parte la bendigo, no soy como ella, ni como mi padre, ni como mis tíos, ni como mis abuelos, ni como tú. – Sí, yo no he tenido esa tu suerte- le dije- aunque procuro ganarme la locura día a día, sin que me manoseen como hacen contigo. Me miró, me pidió un cigarrillo y se lo di. Oye- me dijo- ¿tú que haces aquí? – me pagan por estar loco- respondí- no mucho, pero lo hacen. – Sí, eso es estar un poco loco- me dijo- sin embargo, a mi me mantienen – Y ¿a quién no? dentro o fuera- le dije. O sea- me dijo- que a ti también te manosean. -Pues sí – le dije – al fin y al cabo unos estamos fuera y otros estáis dentro. Cuestión de modas – dijo.

Un enfermero besó el maldito suelo ardiendo. Una enfermera profirió en sollozos al paso del ídolo de alabastro. La chicharra marcó el compás de los días. Y a un procurador en cortes le meó en la pernera uno de los internos. Y, mañana, todos calvos. Principios y valores, las dos perneras del cuerdo pantalón.

…….

Apuntes para La Gaseosa Negra 1979.

Días de postal (12) otro perro

…….

Once There Lived a dog…

Tiempos Felices en SPM

…….

Un día de pesca en la charca de las neuronas.

Días de postal (11) arriba y abajo

…….

If I Cared A Little Bit Less (And You Cared A Little Bit More)