Archivo mensual: septiembre 2011

memorias de una papelera

…….

(swc) – la sierra

…….

Industrial Plant y Moby Hash

Industrial Plant

Moby Hash

…….

Sala C. -Los Comedores de Humo-

No se pueden estar veinticuatro horas consigo mismo y cada día. Se corre el riesgo cierto de volverse loco. Ausentarse de uno es tan necesario como dormir con regularidad, comer de vez en cuando o escuchar música…tres momentos de ausencias diversas que necesitan las neuronas para reponerse de nuestra estupidez. Ausencias cotidianas éstas, que nos recuerdan el humano que fuimos, el vestigio arcaico de nuestra antigua  placidez arbórea, no obstante, también turbada por las fieras. Pero, por entonces, uno no tenía que ir dando cuentas de su muerte y acababa en las tripas de un leopardo, que no es mal féretro, ya puestos. En la Sala A de nuestras Galerías SPM , ya se dijo que, medio escondida, se hallaba una pequeña salita con la letra C, tan camuflada que dos de sus carteles acabaron parando en la misma Sala A. Mas una vez identificada la nueva sala, cómo no, la abrimos al público.

(swc) – la mañana

…….

El veraneante, en los recovecos del primer tramo del sendero, suele defecar. Es el testimonio que suele ofrendarle al paisaje. Papeles que al anochecer brillarán. Su ofrenda, al fin y al cabo la disuelve la naturaleza. Y esas octavillas relucientes cuando la luna, parecen anunciar el comienzo de lo civilizado, la premonición de cierto ordenamiento macabro en el que hemos quedado en regresar.

Cuando anochece la arboleda ya es un solo árbol. Pero sabemos que los árboles nunca son los mismos y se imitan en mil posiciones ensayándose árbol. Pero aún es la mañana, y el desierto se puebla mientras la hojarasca escoge sitio sin equivocarse. Todavía habrá que andar. Veraneante sendero, suele. Testimonio al paisaje. Papeles, al fin y al cabo, octavillas relucientes bajo la luna, cierto ordenamiento al regresar.

Anochece la arboleda. Nunca son los mismos en posiciones árbol. Mañana sin equivocarse. Todavía habrá que andar.

Recovecos del testimonio, al fin y al cabo sabemos que los árboles imitan el desierto que andar. Mañana que andar, andar…

¿Qué hacer?

Snow White County

…….

Ingredientes: Café “Aldi”/Aceitunas negras “La Cigarra”/Sobrasada “Carnicería El Navajero”/Lápiz de color “Alpino”/Mosquitos de rio/Hojas…/ Cigarro “Trabucos”.

(swc) – en camino

…….

Así como el héroe emprende su camino para acabar suplantando al monstruo; el dibujante, mucho más modesto, limita su captura final a una constatación, y no a un exterminio. Hurga bajo la piel del monstruo para descubrir al impostor en el que acabará el héroe.

La tarea del dibujante, así, no es vencer obstáculos, sino disolverse en ellos. Así será mosca, peñasco y escolopendra; pinocha húmeda, avispa y estramonio…mientras el monstruo, lejos queda aún el acecho del héroe, confunde al dibujante con una brizna más de su impostura…y éste, observa…

Estos son los cuadernos de las excursiones al condado de Blancanieves. Una disolución campestre.

Psicópata

…….

Koniek Island – (2) – On 01/Psicópata. Colección de cuadernos ilustrados en torno a la muerte. Koniek Island, la muerte sin salir de casa, en cómodas entregas y al alcance de todos los bolsillos. Koniek Island.

Dei after shave, alone on the hill…

versión 2

…….

…lo que muy bien hubiera podido ser la camiseta oficial del JMJ…pero no hubo concurso, una lástima, porque estaba dispuesto a competir en tan prestigioso certamen…así que acabe adaptándolo como cartel oficial para esta nueva temporada díptera que aquí comienza…

…en obras…

…….

…unos días para poner esto en orden…saludos.

…el quiosco estaba a dos pasos de mi casa. Pueden verme tras el joven frente al mostrador…principios de los sesenta…ya por entonces le daba al opio del papel impreso y a las pastillas de “leche de burra” que, decían, asfixiaba a la Tenia que todos llevábamos dentro…al fondo el palmeral del balneario de Las Arenas, donde llegaban los capitalinos en tranvía y nos miraban como aborígenes de la pobreza…la verdad es que dejaban estupendas colillas que iban a parar a un bote para encender un verdadero Calumet que nos enardecía a los sioux en la interminable guerra contra los postulantes de la parroquia y demás meapilas. Grandes gestas vieron aquellos tiempos. Y hasta un ojo perdió Toro Sentado por meter la pólvora de unos petardos en una botella y pretender ver cómo explotaba…y eso que el Pequeño Luchador era lectura obligada…de cuando el Bang! era aún un Rac en las pistolas…