La agonía del Súper Héroe

 

La afirmación del Yo a través de la materia y el abastecimiento de sus necesidades, aunque sea de forma simbólica, es la principal tarea del joven, en este caso lector (durante la juventud todo es matérico y hasta lo elucubrado necesita evidencias). Sentir y apaciguar necesidades a través de las emociones es el enigma que ocupa su vida. Conocer y aceptar el cuerpo, el propio y el ajeno, concluye en pensamiento mítico.

La historieta de Súper Héroes es eso, la epopeya de la afirmación del cuerpo. La fuerza como valor.

Así, este género de historieta necesita del narcisismo, su descubrimiento y su enigma. La mixtificación de la evidencia de un YO encarnado. Vértigo y soledad ahora son lo mismo. Fuerza y, por tanto, poder, es el culto. Junto a la evidencia de la existencia de otros diversos cuerpos en actitud de competición y otras liturgias de autoafirmación.

Se trata de la iteración de la saga heroica: La razón por la fuerza, las variadas fuerzas (místicas o musculares). Y el Yo mitificado es afirmado una y otra vez en la historieta de Súper Héroes. Hacer factible el ego, mostrarle sus posibilidades en un mundo real. Probar la idoneidad para satisfacerlo.

Todo género alcanza su agotamiento cuando su simbolismo es ya gesto vacío y su iteración se transforma en un histrión hiperrealista al que sólo la desmesura hace narrativo. En el caso del Súper Héroe una desmesura de manual médico anatómico dibujada a través de un microscopio hedonista ajeno al entorno, al discurso.

Género éste que culminó su maravilla y es pura nostalgia. Una crónica enmascarada del “destino manifiesto” que engendró la sociedad norteamericana para explicarse a si misma.

Anuncios

3 Respuestas a “La agonía del Súper Héroe

  1. Llevo tiempo queriendo dejar un fragmento de M.Duras, del libro “Escribir” -y acaso sea el momento-, para agradecer estas últimas entregas: “”… Todo escribe a nuestro alrededor; eso es lo que hay que llegar a percibir; todo escribe, la mosca, la mosca escribe, en las paredes, la mosca escribió mucho a la luz de la sala, reflejada por el estanque. La escritura de la mosca podría llenar una página entera. Entonces sería una escritura. Desde el momento en el que podría ser una escritura, ya lo es. Un día, quizás, a lo largo de los siglos venideros se leería esa escritura, también sería descifrada, y traducida. Y la inmensidad de un poema legible se desplegaría en el cielo… Quisiera seguir hablando un poco más acerca de la historia de la mosca…. Aún la veo, a la mosca, a aquella mosca, en la pared blanca… También se puede no escribir, olvidar a una mosca. Sólo mirarla… Ya está, eso es todo.””.

    • …es cierto…el lenguaje, el signo, la representación, nos acompañan como la piel…somos a su través. Y aunque se pueda pensar por medio de abstracciones, lo común es utilizar palabras…pero el pensamiento no va más allá de ellas…por eso la necesidad de conocerlas para darse cuenta de que, al fin y al cabo, resultan también abstracciones…veinticuatro horas hablando/nos para concluir en lo abstracto, en lo ancestral del lenguaje.
      Como el buen escritor Duras conocía a las moscas…que nos resuelven ante nosotros el acertijo de nuestra vida y no nos damos cuenta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s