una Raya de bocetos

…….

Antes de que el ordenador simplificara la vida del dibujante, y tal como sucede en Breaking Bad, se cocinaba.
Mi cocina estaba situada en una buhardilla cuyas vistas se encuentran dibujadas en el álbum «Veinticuatro Horas».
Interminables horas de cocción a base de papel cebolla, bambú, fotocopias, grafitos de colores para simplificar la jungla gráfica, botellas de tinta de medio litro que dejaba al relente para que espesara y, sobretodo, una mesa calcadora de la que guardo un recuerdo imborrable, pues era de matrimonio. Y sobre ella se podía hacer de todo.
Por entonces todo se hacía con las manos, y con frecuencia con ambas.
Era la prehistoria, antes de que la agricultura inventara el ordenador.
Y aquí, de muestra, una ristra de bocetos de «Raya» en los que cociné sin parar hasta que: 1- casi me seccioné un dedo con el cutter (una verdadera premonición de los tiempos que se avecinaban) y 2- pude tocar un cielo plagado de enanitos y algunas cosas más…

Anuncios

Una respuesta a “una Raya de bocetos

  1. ¡Qué inmensidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s