La representación de lo real

La labor del dibujante  no es la ejecución de un guión preestablecido, la elaboración formal de una idea preexistente ( en ésto la doctrina clásica es fiel a sí misma, estableciendo como formulación mental el dualismo de lo opuesto como regla de lectura) Sino una disposición de lo dibujado para crear « las condiciones favorables para la evocación y el surgimiento de la idea, que no es otra cosa que lo real » y su diversidad.
« Rechazar las convenciones y las conveniencias estilísticas establecidas y desechar su moralismo y sentimentalismo es la misma cosa » (Bourdieu)
A través del trabajo sobre la significación de los signos gráficos se consigue esa « magia evocadora » que hace que surja lo real. Así, cuando el dibujante consigue dejarse poseer por la representación gráfica, descubre que ésta piensa por encima de él y le descubre lo real en su des evidencia.
Así, convertir lo dibujado en una experimentación para evocar lo real es darle la oportunidad al lector a detenerse ante estas correspondencias con lo real… « en vez de atravesarla como un signo transparente leído sin ser visto »
Así se consigue una realidad « metódicamente rechazada por las convenciones »

Anuncios

Una respuesta a “La representación de lo real

  1. Me lo cojo para mascarlo como una aceituna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s