DÍA 01 La Oscuridad (1D4)

Declinaba el 2001 cuando desde la penumbra más absoluta asomó algo que, entonces, con los días del hastío, fue el germen de Sólo para Moscas. Pero yo no sabía nada, ni me imaginaba entonces que, de nuevo, me encaminaba hacia ninguna parte. El papel escaseaba porque en mi apatía, la inapetencia de tener que ir a comprarlo podía más que la fatiga. Que era un gato recorriendo sin rumbo todas mis habitaciones. Pero en un cajoncito olvidado, allí donde se van almacenando recuerdos en derrota, papeles y objetos encontrados en el balde del porvenir, había una libreta de cuentas. Perdida, allí, sin que aún recuerde la razón de su existencia. Entradas y Salidas anotaban sus páginas en blanco junto a cruzadas líneas grises y carmin. Su portada rezaba: Caja.

Y así pasó varios días empinada sobre mi mesa con su achocolatada cara de muerta. La desplegaba de cuando en cuando bajo la seducción de su precipicio tabulado y su determinante seguridad de tener razón. Y, entonces, se me fue la mano, por su cuenta (lo suele hacer muy a menudo) para comenzar a garabatear algo así como un diario, unas memorias, una nada tras otra nada…Fueron días en los que no pude dejar tal ejercicio, y algo semejante a la ebriedad, así, a pelo, se dejó sentir. Ebriedad desde la desolación. Y de esa forma comencé Una Semana en las Alcantarillas del Pensamiento. Donde cada día de esa semana, en realidad, fue una semana en cada día.

Y este es su primer día, que es decir semana, donde me fui en busca de los rincones del domicilio.

…….

Cuadernos de Campo nº01 – Una Semana en las Alcantarillas del Pensamiento (Día 1: Expedición a los Rincones del Domicilio)

Anuncios

2 Respuestas a “DÍA 01 La Oscuridad (1D4)

  1. Me despisté unos días y ocurrió el abismo.
    Por un momento, a lo largo de este mes, pensé en varios sucesos… Que volverían más imágenes, y más de esas palabras desvestidas que suele usar, y esa especie de viento que hay en sus textos…
    No sabría explicarlo: no es lo mismo rincón que esquina, y se suele abandonar una orilla para llegar a la otra…, excepto aquí.
    Gracias infinitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s