Souvenir de los Infiernos (4) la sonrisa horizontal

Mientras dormía en los infiernos, en las mazmorras de la mente goteaba el grifo. Y cuando  prestaba atención a su sonido llegaba un despertar borracho y sin facciones. Mi boca volvíase trompa, segregando un líquido azucarado que redibujaba mi cara original. Y recuperaba mi rostro tan lentamente, que daba tiempo a envejecer.

Es en el sueño donde nuestras huellas se rehacen. Y un autorretrato se dibuja sin línea con la ayuda de unas moscas grises y secas. Lo desnudo, aún más se desnuda, y no es en la forma y en sus huesos, sino en el osario de los sesos como en manual de electricista. No hay despertadores, despiertan las pesadillas. Y sentimos su pudor.

Lo que se mide deja de tener realidad y queda fuera. Porque somos lomo adobado, su biografía. No son agradables los infiernos, créetelo. Ni con el fármaco de las loterías.

Anuncios

2 Respuestas a “Souvenir de los Infiernos (4) la sonrisa horizontal

  1. Kafkiano el ssssssueeeño.
    Yo de paso voy hilando.

  2. ..hace bien en hilar. Tal como decía doña Sarita Montiel “…hilar es un placeeer, sensuaaal…fataaal…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s