Souvenir de los Infiernos (1) el caos ornamental

…….

Se gotea justo antes de ingresar en los infiernos. Pequeños charcos de asco se van diseminando durante el día. Y lo que en un principio parece caos, se adivina hacia la tarde ornamento desesperado.

Deshabitado de mí. Rondándome a unos pasos de mi sombra, y nunca más allá, contemplé mi goteo.

Iterar, someterse a la simetría es camisa de fuerza y consuelo. Ya aquella misma noche dormía en el infierno. A la mañana siguiente me asignaron un número. El caos había sido forzado en orden y un solitario pasillo era mi domicilio. Diez mil psicólogos lo rondaron como moscas y yo era su putrefacto manjar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s