Los últimos días de Julio Langosta

…….

Aquí tiene el lector el post 500 de Sólo para Moscas.

Ya el calor comienza a habitar la pequeña habitación donde estos últimos cinco años fueron tomando forma cada uno de ellos. Las mismas Moscas son las mismas y otras, de nuevo aquí, zumbando. Recopilándose en un libro que, a vuelta del verano, asomará en las librerias. Todo irá cambiando pues, aunque aún nos queda un pequeño trecho que habitar antes de que todo fallezca y pase al olvido. El mismo Raw Tijuana nos abandonará a poco y la señorita Samsa, siempre en la sombra, supliendo sin que nadie se diera cuenta las múltiples ausencias del dibujante, parte hacia el infinito de los días que le cuelgan vivos. ¿Y el dibujante?… es muy posible que, como las termitas, funde nuevo termitero, o se lo trague, al fín, la carne.

About these ads

4 Respuestas a “Los últimos días de Julio Langosta

  1. Ese libro se me antoja imprescindible!!!

  2. Yo que ahora vivo rodeado de árboles (y moscas) y me pierdo a menudo entre ellos vara de avellano en mano…eso contará un algo para lo de tocar madera, ¿no?…son kilómetros y kilometros de bosques, eh… que digo yo que eso, por dificil que esté la edición, algo hará, ¿verdad?…

    • …eso en caso que hubieran verdades… que nunca las vi… pues al toparme con una se me oculta su agujero… mi única certeza en cuanto a maderas es la existencia de tres de ellas: el cabello, el gusto del coñac y los champiñones… como ve, mi cansancio es ya infinito…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s