Las manos del mono

Sólo se puede analizar lo minúsculo, las partes de un todo, un pellejo seco fijado en el tiempo. Lo divisible en elemental, la banalidad. Nada más indecoroso que fijar fuera de la memoria lo que debe permanecer en ella (puede que la cultura de la iteración a voluntad altere el mito y los procesos de mitificación cobren nuevas morfologías)

Sin embargo se está abocado a lo indecoroso. Sólo a mi favor la amnesia de estalactita desbocada (nada recuerda, y lo que recuerda no es fiable). Las palabras se simulan, se enmascaran con el fin de recordar todo lo que de impalpable tienen las sensaciones. Puestos así la mente no es más que un almacén de yescas almacenando chispas.

La sintaxis gráfica es un esfuerzo físico que agita lo corporal. Exige desentumecimiento previo. No entrenamiento, que roma con extraordinaria velocidad lo que exige erosión. Desentumecer lo gráfico es desatornillar los dedos a su azar. Alertados en todos los movimientos. Levantar los párpados de los dedos para que palpen la imagen y puedan dibujarla. Ni los dedos son el cerebro ni éste manda ellos. Sin el palpar de ciego en lo gráfico el dibujo nace cadáver, estereotipado, aprendido y falaz. Industrial.

Ese esfuerzo físico es enorme, pues agarrota el resto del cuerpo para que la blandura de la atención se concentre en dos brazos. Que aparecen extraños e independientes de la mirada atónita de su portador. Nuestra decisión será observarlo como un espectro transfigurado que mira con ojos de lápiz.

About these ads

4 Respuestas a “Las manos del mono

  1. Es exactamente la descripción que un pianista o violinista haría de sí mismo; el ataque, el concentrar la fuerza en un lugar concreto, la relajación necesaria de las manos, extremo último… La formidable tensión en otros lugares; y al fin se rompe el silencio, momento irrepetible, que el propio tiempo va borrando. Desde luego la memoria tampoco es fiable, es mas defintoria la sensación armónica; o el suceso ya finalizado, y sin memoria alguna.
    En el músico el esfuerzo es similar, pero ve más los dedos como piernas que se han colocado o colado en otro lugar. Cómo decirlo: el nudillo pasaría a ser el codo del dedo, y también rodilla…

    • He necesitado algún tiempo para digerir su comparación de las extremidades que usa el músico para producir sus sonidos. Y aún hoy no me he repuesto. A la única conclusión a la que he llegado es que pudiera ser debido a la naturaleza más complicada y sofisticada de su máquina o utensilio. No así esta otra que es el lápiz, más fácil de domar por sencilla. Así no sería extraño que fueran las piernas las encargadas de producir en último término lo musical.
      Pero me resulta muy duro…aunque estoy seguro que usted tiene razón…

  2. Petición:¿Cómo puedo encontrar o buscar una historieta con gorriones que no recuerdo cómo se llamaba, pero que tenía alambres y azules, y que era inmensa?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s